Escribe y presiona Intro.

La rentrée: el nuevo working girl

Para muchos septiembre es volver a empezar, es una nueva etapa o un nuevo curso. Por eso, el estilo working girl se prepara para la vuelta a la rutina pero, esta vez, con unas nuevas líneas más femeninas.

Después de un verano donde las noches son más largas que nunca, los días de playa entre amigos se convierten en recuerdos y donde la arena y la sal en el cuerpo reflejan una de las estaciones más alegres, llega septiembre. Un mes que, a pesar de traer consigo la temida vuelta a la rutina, también es una época especial ya que supone volver a empezar, volver a creer en nuevos proyectos, volver a esforzarse por llegar a una meta; en definitiva, de una manera o de otra, el fin de muchas cosas pero el principio de otras.

En cuestión de moda, septiembre es el mes favorito por excelencia. Momento en el que las nuevas tendencias empiezan a cosecharse, las semanas de la moda se preparan para nuevas sorpresas y, la importancia de los nuevos looks que requieren la vuelta a la oficina.

Antes de poner en práctica las tendencias de la próxima temporada Otoño-Invierno, la tarea que septiembre implica es volver al trabajo con mucho estilo. Por eso, ponemos fin a un verano y a la vida en bikini para dar paso al nuevo vestuario.

Para la próxima temporada, el estilo working girl se reinventa con estilismos de estética serena y minimalista, donde los tejidos propios de la sastrería masculina y los accesorios oversized ganan protagonismo. Antes de esto, es momento del entretiempo, donde una de las sorpresas de la temporada puede ponerse ya en práctica: el icónico esmoquin se deshace de su parte inferior para convertir las chaquetas en vestidos. Ahora es el momento de empezar.

Manual de uso

Visto en las pasarelas de Jacqemus o Balenciaga, la americana en infinidad de cortes y estilos cobra un protagonismo importante, convirtiéndose en una única pieza y escribiendo, por lo tanto, un nuevo manual de estilo que puede ser más sencillo de lo esperado. Jugando con la figura y complementos como un cinturón joya, o bien, combinando tendencias del momento, con unos botines y un bolso en tonos flúor. El nuevo manual sigue aceptando también el clásico pero infalible combo: pantalón o falda y una camiseta básica.

Por último y el toque final más importante, las joyas: XXL para elevar al máximo el look. Con la nostalgia de los años 80, las joyas características de esta época siguen y seguirán siendo tendencias. Por eso el bling bling o el dorado son, en esta ocasión, las favoritas.

Es por eso que una pieza tan icónica como el blazer se convierte en el aliado perfecto para volver a la rutina. El truco mas fácil está en los detalles. Es decir, en un blazer con un toque original. Un tejido, un estampado o un color inesperado darán un auténtico giro al estilismo.

Joyas de Missoma

Septiembre y la nostalgia del verano nos lo ponen fácil.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Scroll Up
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x